Noticias

Comienza el contenido principal

Andersen pone el foco de su crecimiento en Barcelona

| Noticias

“Queremos llegar a estar en el top 5 de los principales despachos de Barcelona en los próximos cinco años”, explican José Vicente Morote e Iñigo Rodriguez-Sastre, socios directores de la firma, en una entrevista para La Vanguardia

La firma de abogados Andersen, heredera de la mítica consultora Arthur Andersen, ha puesto su objetivo del 2022 en la conquista de negocio en Barcelona. Tras un 2021 en el que asentó su crecimiento en la península Ibérica con una facturación de 32,46 millones de euros , con nuevas oficinas en Sevilla y Lisboa, el objetivo del 2022 es consolidar su nueva estructura en Barcelona.

Hasta ahora, Andersen operaba en Barcelona con otra firma, que se ha desligado de la organización. Tras abordar un ajuste de su estructura, que se saldó con la incorporación del despacho CHR Legal, ha puesto en marcha un proceso de crecimiento liderado por el experto en Derecho fiscal internacional y nuevo socio de Andersen José María Cusí, responsable de la oficina de Barcelona.

“Barcelona es una ciudad que se adapta a la perfección con nuestro perfil. Empresas medianas y grandes con gran proyección”, asegura José Vicente Morote, socio codirector de Andersen Iberia, en una entrevista realizada en la sede de Andersen en Madrid.

El reto es cerrar el 2022 con unos 40 profesionales, frente a la quincena con los que hasta ahora cuenta la oficina de Barcelona, y pasar de 1,5 millones de facturación a 5 millones en el año. “Pero no pararemos ahí. No hay límite. Queremos llegar a estar en el top 5 de los principales despachos de Barcelona en los próximos tres o cinco años y que Barcelona tenga tanto peso como Madrid, porque su dinamismo como una de las primeras ciudades de negocios en Europa lo justifica”, asegura Morote. 

Para ello no innovarán. “La expansión se hará como siempre hace Andersen. No será con absorciones ni compras, sino a través del crecimiento inorgánico captando talento e incorporando nuevos despachos y profesionales para crecer juntos”, asegura Iñigo Rodríguez-Sastre, socio codirector de Andersen Iberia.

Este crecimiento no es nuevo para Andersen en España: entre el 2017 y el 2022 su presupuesto ha pasado de los 13 millones de euros a los 38 millones que espera facturar este año, lo que le ha hecho ser señalado como uno de los despachos de más crecimiento en este sector.

 

La marca Andersen se reactivó como despacho exclusivamente legal y fiscal en el 2012, tras el final del proceso de liquidación de la consultora Arthur Andersen por su vinculación al caso Enron. En España arrancó en 2017 con oficinas en València y Madrid. Después se sumaron Sevilla, Lisboa y Barcelona, que es ahora “el principal foco de crecimiento”. Tras Barcelona, ya tienen la vista puesta en seguir creciendo con fuerza en Málaga y Oporto.

Puedes leer el artículo completo en La Vanguardia.

Fin del contenido principal